Empezamos el montaje

Aunque la meteorología no ha sido favorable esta última semana, hemos podido avanzar bastante en la instalación del sistema de control de turbidez en la ‘Bassa de captació’ de agua de Campins.

Las placas fotovoltaicas que suministrarán la energía necesaria para el funcionamiento de la instalación ya están completamente instaladas con su soporte definitivo. A finales de la semana pasada empezamos la colocación, pero no fue posible acabar los trabajos antes de empezar las tormentas, que han afectado gran parte de esta semana la zona de la instalación, y hemos estado preocupados todo este tiempo por su integridad debido al fuerte viento. Ahora que ya está acabado el montaje de todos los elementos y pasada la prueba a la que nos ha sometido la meteorología, podemos estar más tranquilos.

El equipo de baterías que hemos instalado se compone de 4 acumuladores de tipo AGM de 165Ah y 12Vcc, conectados de forma que suministran una tensión de 24Vcc y una capacidad total de 530Ah.

Hemos instalado un regulador para las placas fotovoltaicas que gestiona la carga de las baterías y dos reguladores de tensión de 12Vcc y 24Vcc. Estos dos reguladores nos proporcionarán una alimentación estable para las cámaras de vigilancia (12Vcc) y el sistema de automatización y adquisición de datos (24Vdc). Agradecemos el asesoramiento y los consejos de Sumsol en la aplicación de la tecnología fotovoltaica en este proyecto.

Para el control de toda la instalación hemos confiado en un equipo de el control de la firma Unitronics que incorpora un teclado y un visualizador para mostrar información de forma local y una conexión ethernet para acceder a los datos y el control de forma remota.

El siguiente paso, conectar el sistema de supervisión y empezar a extraer datos y conclusiones del funcionamiento del sistema de alimentación fotovoltaico y iniciar el montaje de tuberías, sensores y válvulas del sistema hidráulico.